Barahona y crecimiento económico

, ,
EMPRENDEDORES

Dr. Rafael Fernández Matos

Barahona no es una provincia fronteriza, está localizada en la Región Enriquillo en el suroeste de la República Dominicana. La Región Enriquillo está compuesta por las provincias Barahona, Pedernales, Bahoruco e Independencia. El nombre de Barahona, al igual que Azua y Pedernales, tiene sus orígenes en el País Vasco, España.

La provincia de Barahona tiene una extensión territorial de 1,739.38kms2, una densidad poblacional de 103 hab/km2 y una población urbana de 75.2%. La población total estimada por grupos de edades de la provincia de Barahona es de 183,242 habitantes, distribuida en los municipios de Barahona, Vicente Noble, Enriquillo, Cabral, Paraíso, La Ciénega, Polo, Fundación, Las Salinas, El Peñón, Jaquimeyes, El Cachón, Canoa y Pescadería; once distritos municipales con 43 secciones, en 299 parajes. La población comprendida en edades de 10 a 40 años representa aproximadamente el 60% del total de la población, según estimaciones.

La fundación de Barahona se registra oficialmente en1802. En 1845 fue erigida en puesto militar, posteriormente en 1881 en Distrito Marítimo y en 1907 en provincia.

En el año 1875, Barahona ya contaba con un muelle de madera de exportación y se construyó otro similar en Enriquillo. De estos muelles de madera se realizó la primera exportación de burros en la historia dominicana.

Además, se exportaba madera preciosa y traviesas. En el 1902 se efectuó el dragado del muelle de madera de Barahona y se instalaron boyas para la navegación.

Debido al crecimiento de las exportaciones y las actividades comerciales registradas, en el año de 1951 se construye el actual puerto de Barahona, convirtiéndose en uno de los principales puertos de exportación del Caribe, sustituyendo al viejo muelle de madera localizado al este del Ingenio Barahona.

En el año de 1917 se formaliza la construcción del Ingenio Barahona e inicia sus operaciones en el año 1922, estableciendo la primacía de toda la región sur en materia de producción agroindustrial y exportación.

Con el inicio de sus operaciones, el Ingenio Barahona construye infraestructura ferroviaria, acueducto, sistemas de alumbrado eléctrico, canales de irrigación, caminos vecinales, carreteras, aserradero de madera, fábrica de ladrillos, panadería, centros deportivos, escuela primaria y dispensario médico.

Además, se organiza la primera línea aérea dominicana de nombre West Indian Aerial Express iniciando sus operaciones a finales de 1927, convirtiendo a Barahona en la comunidad más importante de la región, por su crecimiento económico, generación de empleos y ofertando servicios aéreos y marítimos a todo el país.

La historia económica de la provincia de Barahona muestra durante varias décadas del siglo pasado un crecimiento económico sostenido, con un fuerte componente cultural, un potencial indiscutible y hasta tradición de exportación productiva.

La combinación de la producción agrícola, la industria, ganadería, minería, el turismo, la acuacultura, las costas marinas y el ecosistema, infieren las condiciones para que la provincia sea económicamente sustentable y próspera.

Sin embargo, en los últimos años, la economía de Barahona ha dado muestras de un constreñimiento acelerado en su desempeño, por la falta de adopción de un plan estratégico integrado.

A finales de la década de los 80, se formuló e impulsó la construcción 3 proyectos turísticos en Barahona, Riviera Beach and Resort, Bahoruco Beach and Resort, Caona Beach and Resort y Casa Bonita Tropical Lodge. La oferta de habitaciones destinadas al turismo receptivo e interno de estos proyectos de importancia para la economía de la provincia, ascendía aproximadamente a 500, con la infraestructura y servicios turísticos correspondientes, a lo que se adicionó la construcción del aeropuerto Internacional María Montez.

Barahoneros auténticos promovieron desde sus inicios estos proyectos, el Ing. Carlos castillo Ramírez, Lic. Carlos Julio Michel, Ing. Frank Vásquez y quien suscribe, desde la Banca de Desarrollo, INFRATUR y FIDE, agotando todos los esfuerzos posibles para que estas iniciativas se ejecutaran.

Además, se trabajó en el perfil de un plan regulador urbano y protección del medio ambiente, abarcando la creación de museos María Montez, Casandra Damirón y centros culturales de interés para el desarrollo del turismo. Todas estas iniciativas han sido descontinuadas en tiempo y espacio, al igual que otros proyectos sectoriales propuestos.

En la actualidad, la provincia de Barahona y sus distritos municipales tienen unas características naturales y un potencial de recursos extraordinarios, los cuales permanecen prácticamente inexplotados y con muy poca intensidad de inversión de capitales financieros.

Cada pueblo tiene la necesidad de gestionar su desarrollo integral, en el cual el componente económico es fundamental para empezar un proceso de crecimiento.

Todas las regiones, especialmente en los países que están en vía de desarrollo, que enfrentan la presión de la globalización y, más reciente, de la crisis económica y financiera mundial, lo que obviamente se traduce en agravios significativos para el crecimiento económico de aquellas regiones que como Barahona presentan debilidades en la planificación de su desarrollo.

La planificación del crecimiento económico en cualquier provincia no debe ser simplemente un discurso intelectual e interesado del liderazgo político, debe ser, sobre todo, una práctica sistemática que plantee e implemente estrategias de desarrollo que integren de manera efectiva el capital humano y los recursos naturales de toda la región.

Es urgente que las autoridades competentes de Barahona, senador, diputados, autoridades municipales y de gobernación, se aboquen a la adopción e implementación de un plan estratégico de desarrollo, en virtud de su compromiso y competencia como liderazgo político, económico y social, en coordinación con la sociedad civil, para enfrentar la precaria situación de la economía, la falta de empleos y crecimiento del aparato productivo.

Es impostergable la necesidad de un cambio para producir con efectividad el bienestar presente y futuro de los habitantes de la provincia; Barahona debe ser repensada e iniciar un proceso de cambios en su crecimiento.

Hace falta la voluntad política, la decisión y las acciones que permitan asumir el compromiso de implementar un plan estratégico de desarrollo y crecimiento económico. Todos los actores, absolutamente todos, deben sentarse debajo de un árbol frondoso, observar el movimiento de las ramas, escuchar el sonido de las hojas e identificar de dónde viene el viento y hacia dónde se dirige.

FUENTE: https://lalupadelsur.com/2022/04/29/barahona-y-crecimiento-economico/

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.